SAconnects en Español

Inauguración de The Glory Shop en Times Square

The Lieutenants Munn–Shirsath stand in Times Square.

Los Tenientes Munn–Shirsath

El Conservatorio del Ministerio Territorial de Artes (TAM, por sus siglas en inglés) realizado el año 2002 ejerció un profundo impacto en la vida de la joven Olivia Munn. Durante la celebración de ese evento de una semana de duración, aceptó a Cristo como su Salvador. Fue ahí que se plantaron las semillas espirituales de una iniciativa cuya germinación se completaría 14 años más tarde.

“Recuerdo que pensé: Ojalá que esto [el conservatorio] se extienda por más de una semana“, cuenta Olivia. “Ojalá que esto sea como un college al que pueda asistir y donde me pueda enfocar de lleno en la danza y en Jesús“.

Si pasamos al presente año 2016, nos encontramos con que la Olivia Munn de antaño es ahora la Tenienta Olivia Munn-Shirsath, oficiala del Ejército de Salvación, casada con el Teniente Pratik  Munn-Shirsath.

El año pasado, la pareja fue nombrada para servir en el Cuerpo Times Square, Nueva York, y ambos están muy deseosos por ver una escuela de discipulado y artes conocida como “The Glory Shop” (en español diríamos: “La Tienda de la Gloria”) que, décadas atrás, fue el nombre de un Cuerpo en el Times Square, en Manhattan.

Strikepoint en the glory shop

Olivia dice que su idea original cobró mayor claridad en su conciencia cuando escuchó al Comandante Territorial, Comisionado Barry C. Swanson, esbozar su plan Strikepoints, que se enfoca en un discipulado profundo, un liderazgo bien capacitado, una misión integrada y en el empoderamiento de los adultos jóvenes.

“Me percaté de que la idea que encarnaba The Glory Shop resumía todo eso”, reflexiona Olivia a propósito de la iniciativa Strikepoint. “Me pareció que era el momento justo para ponerla en práctica. No podía dejar de pensar una y otra vez: ‘Esto es algo que realmente podemos hacer’”.

The Glory Shop dará a los promisorios artistas de entre 18 y 35 años la oportunidad de entrenarse en discipulado cristiano y en artes escénicas cada año, desde septiembre hasta junio. Lo podrán hacer en el Cuerpo Times Square y se podrán integrar desde ahí a la comunidad dedicada al mundo del teatro en la Ciudad de Nueva York.

Ya en 1883, el Ejército de Salvación se hacía presente de manera dramática en Times Square. En la década de 1930, el Tte. Coronel Lyell Rader, Sr., creó el Cuerpo que llegaría a conocerse con el nombre de The Glory Shop. Pero en 1987, el Ejército se vio forzado a cerrarlo y vendió el recinto a la Fundación del Centro Rockefeller.

En 2002, se inauguró el nuevo Cuerpo en el 315 de la calle West 47, en el corazón del distrito teatral.

Pratik afirma: “Simplemente nos pareció que ese era el nombre idóneo para este lugar y para lo que el Señor tiene en mente”.

UNA OPORTUNIDAD PARA CRECER

Olivia dijo que la clase de primer año, integrada por seis estudiantes, recibirá entrenamiento intensivo en estudios bíblicos, oración, adoración, evangelismo y servicio, “pues el discipulado es el objetivo principal de esta escuela”.

Pratik agrega: “Nos apasionan muchísimo las artes y el discipulado. Y no van a ser diez meses fáciles; todo lo contrario, serán muy exigentes. Pero si los jóvenes están dispuestos a crecer, serán diez meses maravillosos.

Danielle Diakanwa practices in the studio

Danielle Diakanwa

“Nos entusiasma mucho la visión que Dios nos ha dado y con la manera en que esa visión se va a manifestar en lo que estos estudiantes van a ir haciendo día a día”.

Tal como lo harían para un viaje misionero, los estudiantes recaudarán los $8.000,00 que vale la matrícula, la cual cubre el costo de la pensión completa (habitación y comida). También tendrán la oportunidad de recibir becas y subvenciones, así como también beneficiarse de otras fuentes de financiamiento.

The Glory Shop contará con dos empleados de tiempo completo, un director de artes creativas y un director de evangelización. También participarán voluntarios de la comunidad artística cristiana y del Ejército de Salvación, precisa Olivia.

potenciar LAS FORTALEZAS

“A aquellos que forman parte del Ejército de Salvación y que participan en las artes esto les encantará pues van a contar con  algunos de los mismos maestros del territorio y de TAM, a los que ya conocen y aman”, dice. “Estarán en contacto con personas que ya los han inspirado”.

Durante el verano, los estudiantes participarán en el Conservatorio TAM. La presentación de un espectáculo que ellos mismos van a crear marcará el momento culminante del currículum.

“En el fondo de nuestros corazones, sabemos que en este territorio las artes están en muy buen pie y que constituyen una de nuestras grandes fortalezas”, comenta Olivia, “tanto en lo que se refiere al evangelismo como al discipulado.

“Las personas que están participando en estas clases están aprendiendo a conocer al Señor y están madurando en su relación con Él. Es un gran lugar para la sanidad, la expresión y el autodescubrimiento. Nuestra intención es usar esta herramienta para empoderar, desarrollar, crecer e invertir en los adultos jóvenes”.

portadores del evangelio

Los estudiantes vivirán en la Residencia Williams, en la Ciudad de Nueva York, y dedicarán el 40 por ciento de su tiempo al discipulado, 40 por ciento a las clases de arte (danza, teatro y música) y el 20 por ciento restante a las misiones.

“Además, entrarán en contacto con la comunidad artística del vecindario”, dice Olivia. “Los estudiantes van a salir al vecindario a compartir con la gente su amor al arte y a hablarles acerca de Cristo”.

TheGloryShop_ins2Los candidatos ideales serían salvacionistas que deseen crecer en el Señor y a quienes les encante crear y expresarse a través de su arte. Olivia destacó también la importancia de que sean personas a las que les guste enseñar.

“Queremos que lleguen a nuestro programa dispuestos a dar todo de sí, a esforzarse al 150 por ciento a esto mientras estén aquí. Buscamos personas que se dediquen realmente a este programa”.

“Nos encantaría ver a algunos de los estudiantes proseguir sus carreras en las artes escénicas…  en el mundo secular como artistas y que en esa función lleven el Evangelio con ellos”, dice Olivia.

FORMADOS EN PROGRAMAS DE DISCIPULADO

Pratik espera que The Glory Shop ayude a salvar la brecha entre los creyentes y los no creyentes en el distrito teatral.

“El propósito que inspira todo lo que hacemos aquí es hacer brillar la Luz a través de las artes”, comenta.

Olivia dice que ella y su marido van a estar más dedicados al entrenamiento espiritual y al discipulado mientras que los otros maestros se dedicarán a formar a los estudiantes en las artes.

La pareja llega bien preparada para la tarea. Pratik es producto del antiguo Proyecto 1:17, y Olivia pasó tres años y medio con la Escuela de Guerra (el War College) del Ejército en Vancouver, Canadá. Pratik dice que su deseo es que los estudiantes “ahonden en Cristo” en The Glory Shop.

“Ambos somos producto de buenas escuelas y programas de discipulado que el Ejército ha Iniciado y llevado adelante”, explica. “Pensamos que el discipulado es parte importante de lo que somos como Ejército”.

TODOS PARA CRISTO

Olivia agrega: “Ese ADN que traemos con nosotros sin duda se traspasará a este programa pues el énfasis en el discipulado es parte esencial de ambas escuelas. Los adultos jóvenes se encuentran en una fase clave de sus vidas, cuando sienten un gran celo y pasión por cambiar el mundo. Pienso que en importante invertir en eso”.

TheGloryShop_ins3La pareja también posee una sólida formación espiritual. Olivia es hija de la Coronela Janet Munn, directora del Colegio de Entrenamiento para Oficiales, y del Coronel Richard Munn, secretario de Teología y Ética Cristiana.

Oriundo de India, Pratik es un salvacionista de cuarta generación que se crió como cristiano en un país de mayoría hindú. Cuando el bisabuelo de Pratik se convirtió al cristianismo y luego en oficial del Ejército de Salvación, su familia lo repudió.

“Doy gracias a Dios por la fidelidad de mi bisabuelo y por la fidelidad del Señor en su vida”, dice. “Existo gracias a ese hermoso testimonio”.

APLAUDIR A CRISTO

Tanto Olivia como Pratik creen firmemente que las artes creativas son otra manera importante de compartir un testimonio.

“Pienso que cualquiera de las artes tiene el potencial de abrirse paso y llegar hasta el fondo de nuestros corazones”, dice Olivia. “Mi impresión es que la gente siente abrirse su corazón, sin siquiera percatarse de ello.

“Lo ideal es que el arte también dé expresión a la condición humana. La gente se siente aficionada al arte en la medida que vean reflejada en él su propia historia y la vean representada [en el escenario]”.

Pratik dice que la creatividad y la emoción que se invierten en una danza o en un monólogo “es una hermosa manera de acercar a otras personas a la presencia del Señor”.

Pratik describió The Glory Shop como “un hermoso ministerio”.

“Pienso que los artistas abrigan esta idea de que el arte tiene que ver con la glorificación del propio yo en tanto viven para ser aplaudidos. Pero lo que busca  The Glory Shop no es celebrar al yo, sino mover a las personas a aplaudir a Cristo”.

por Robert Mitchell

Previous post

‘The Glory Shop’ launches in Times Square

Next post

‘Beautiful’ Outside and Inside