SAconnects en Español

¡Ve!

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con lo que la iglesia llama la “Gran Comisión”. Tras su muerte y resurrección, Jesús se apareció a los 11 apóstoles restantes y los comisionó diciéndoles: “Vayan y hagan discípulos de todas las naciones”. Les prometió además: “… les aseguro que estaré con ustedes siempre” (Mateo 28:19-20).

En el libro de Marcos, Jesús habla a sus discípulos de las señales y maravillas que las personas realizarán en Su nombre, si creen. Los discípulos hicieron exactamente lo que Jesús les mandó. Salieron y predicaron por todas partes.

¿Habrán sentido temor de hacerlo? Es posible. ¿Estaban solos? ¡De ninguna manera!  Él no sólo les prometió que jamás los iba a dejar: “… el Señor los ayudaba en la obra …” (Marcos 16:20).

Al llamarnos el Señor a trabajar para Él, ¡promete ir con nosotros y trabajar con nosotros!

Dios le había dicho a Moisés que dejara su hogar por una tierra en la que fluían la leche y la miel. Pero esa tierra también estaba habitada por gentes que eran de temer. Moisés le imploró a Dios: “O vas con  todos nosotros … o mejor no nos hagas salir de aquí” (Éxodo 33:15).

¿Has sentido alguna vez que Dios te pide que dejes la rutina y hagas algo por Él que te asusta? Eso sucede todo el tiempo. ¿Te acuerdas de Jonás y de Pedro? La Biblia está llena de historias sobre personas que fueron llamadas por Dios a cruzar un espacio, a caminar sobre el agua o a ir con Él a un lugar desconocido.

Hoy nos está pidiendo que salgamos del recinto de nuestro Cuerpo y que demos a conocer la Palabra.

¡El General ha declarado que este es el año de la movilización! Ve al encuentro del mundo con el mensaje de esperanza y sanación en el Nombre de Jesús. Contamos con la promesa de que Él irá con nosotros y trabajará con nosotros.

—  Tte. Coronela Renée Lance
Oficiala y Directora Territorial de Salud y Bienestar

Previous post

Relevents: Ester Ellen Nelson

Next post

Go!