Faith in ActionMagazineSAconnects en Español

Una rica historia salvacionista

Para Tom y Marsha Walker de la Gran Banda “El tren del Evangelio” de Tom Walker (en inglés, “Tom Walker’s Gospel Train Big Band”), ministrar en las reuniones del Campamento en Old Orchard Beach fue como volver a casa.

ArichSalvationisthistory_insLos Walker, que residen en St. Louis, son ambos hijos de oficiales.

“Entre cuatro de ellos han servido un total de 160 años”, dice Marsha. “Estamos muy orgullosos. Consideramos que es un rico legado el haber sido criados dentro del Ejército”.

Tom, que ha enseñado música en varias universidades, dijo que sus padres realizaron todas sus carreras en una misma división de Mississippi. Después de aprender a tocar tres acordes, su padre decidió formar una banda familiar.

Marsha se crió de manera similar.

“Aprendí música y a cantar en el Ejército de Salvación, mucho de lo cual ocurrió en los campamentos cuando alguien me puso una corneta en mis manos con sólo unos 7 años de edad”, recuerda.

Los Walker mostraron fotografías de sus padres en la pantalla grande. Y llegado cierto punto, durante un concierto realizado en el pabellón, hicieron su presentación musical uniformados de soldados.

Marsha comentó que, mientras crecía en el Sur del país, animó a muchas personas que sentían curiosidad por saber acerca del Ejército de Salvación. Por eso entonó una canción que escribió acerca de esas experiencias, titulada: “More Than Ringin’ Bells” (“Más que el tintineo de las campanillas”) e incluye una historia acerca de las campanillas que se tocan a la entrada de un Kmart™ de la localidad.

“El Ejército de Salvación es un regalo para mí y me siento orgullosa de ese legado”, dice.

Más tarde esa semana, la banda se presentó en el muelle. “Gracias a Dios por el Ejército de Salvación y por este evento evangelístico de acercamiento a la comunidad”, afirma Tom.

por Robert Mitchell

Previous post

A rich Salvationist history

Next post

A spiritual 'trifecta'