MagazineSAconnects en Español

Un saludo de Navidad

¡Feliz Navidad! Diciembre es el mes en el que se escucha mucho esta frase, pero ¿qué significa ¡Feliz Navidad!? Muchos decoran sus casas con luces que alumbran por todas partes. Todo brilla en el ambiente, las calles, los edificios, pero interiormente, ¿Cómo está tu ser? ¿Brillas también? En ocasiones, muchos se ocultan tras las decoraciones, los adornos y las luces; pero sus vidas están muy lejos de reflejar la luz de la Navidad.Unsaludodenavidad_sm

Crecí celebrando la Navidad como se solía antiguamente, tal vez muchos ya lo han olvidado. En aquellos tiempos no había muchas decoraciones, ni muchas luces, ni tampoco regalos, pero había lo más importante: mucho amor.

Teníamos el amor de nuestros padres, amábamos a nuestros hermanos y estos amaban a los amigos y a los vecinos. Tal vez te preguntes: “¿De qué provenía esa inspiración que los hacia vivir en ese ambiente tan lindo entre ustedes y los que les rodeaban?”

Te puedo decir con toda seguridad que eso no procedía de una temporada, tampoco era solo un sentimiento por conveniencia… Había algo más fuerte y hermoso que sentíamos y que resultaba de saber quién era Jesús y cuán real es Él en todo tiempo.

Recuerdo un año que recibimos regalos y, aunque fue algo muy sencillo, mis hermanos y yo lo agradecimos mucho; la felicidad nos embargó al abrir los obsequios. A veces, cuanto más sencillas son las cosas, uno más las disfruta. Así era la Navidad, sencilla. Eso es lo que quiere nuestro Señor: que seamos sencillos y humildes. Él lo demostró al venir al mundo en un humilde pesebre.

A lo mejor ya estés planeando la Navidad para este año. Te animo a que esta vez sea diferente. Te invito a que lo hagas con humildad y sencillez. Si vas a dar un regalo, que esté lleno de un amor verdadero y que siempre porte el mensaje que nuestro Señor Jesucristo trajo al mundo, un mensaje de paz, esperanza y amor.

En esta Navidad no solo decora tu hogar, adorna tu vida con paz, esperanza y lo más importante: el amor de Dios. Permite que Dios llene tu vida de su presencia; es más, comparte ese regalo con todos los que te rodean. Mi esposo y yo lo haremos.

Que en esta Navidad nuestro Señor llene tu hogar de abundantes bendiciones.

— Capitana Ester Rosamilia-Guerrero

Unity_Korean
Previous post

나의 즐거운 성탄절

OurPlace
Next post

“Nuestro lugar” es su lugar