¡Buenas Noticias!

Sorpresas

Tomado de Good News!

El Comisionado Steven Hedgren, anterior Jefe Territorial del Territorio Este de los Estados Unidos, aceptó una invitación extendida por el Comisionado Barry C. Swanson, actual Jefe Territorial para ser el escritor invitado para el número de Pascua de Good News! Esperamos que este artículo los inspire.

 Decidí escribir un libro. Nunca antes había hecho algo parecido, pero luego de 37 años escribiendo sermones, devocionales y artículos, es tiempo de sorprender a mi profesor de inglés de primer año con un trabajo mayor.

El libro no será una novela de espías ni una intriga internacional ni un apasionado relato romántico, tampoco será un libro de autoayuda de liderazgo. Mi biblioteca está llena de esos escritos que me han regalado alegrías y me han ayudado a lo largo del camino. Mi libro será diferente; será de sorpresas, sorpresas de Dios.

Sorpresas de Dios como: “¡Tendremos otro bebé! o ¡Te estoy llamando a ser Oficial del Ejército de Salvación!” Las sorpresas de Dios pueden resultar muy motivadoras o  simplemente devastadoras, en ciertas ocasiones. Una cosa es siempre cierta; nunca estaremos lo suficientemente preparados para recibirlas. Yo nunca pensé que a los 60 años Dios me sorprendería permitiendo que el cáncer entrara a mi vida. ¿Cómo me puede pasar esto a ? Las sorpresas de Dios son muy reales y una vez que llegan a nuestra vida, nuestra fe es puesta a prueba.

Lo que más me ha sorprendido en estos últimos 41 meses, luego de haber recibido el diagnóstico, ha sido el poder de la oración. He predicado mucho sobre la oración, animando a las personas a tomar tiempo de calidad cada día para estar con Dios en un lugar tranquilo para leer Su palabra, meditar y escuchar Su voz. Las sorpresas de Dios me empujan a tomar mi propio consejo; será el poder de la oración lo que me hará transitar el camino del cáncer.

“Lo que más me ha sorprendido ha sido el poder de la oración”.

Cuando la noticia de mi enfermedad llegó a la familia y a mis amigos, la cantidad de cartas, correos electrónicos y llamadas telefónicas de todo el mundo expresando consuelo y apoyo en oración fue abrumadora. Hoy, luego de tres años y medio, todavía sigo recibiendo notas de personas y grupos que están orando por mí. Cada semana, al sentarme en mi “silla de quimio”, así la llamo de manera afectuosa, el poder de la oración para superar esa desagradable experiencia es sorprendente. Cuando me pregunto cómo voy a hacer para superar el próximo tratamiento, me vuelco a la oración y me conecto con otros creyentes para recibir una dosis extra de poder sorprendente.

¿El resultado? A lo largo de este último año mi diagnóstico cambió de “crítico” a “crónico”. En alguna medida he vuelto a captar un sentido de la vida normal, a  pesar de mi quimio semanal.

¿Por qué no voy a sorprenderme ante el poder sanador de Dios que se hace realidad en mi vida a través de la oración?, y sobre esto tratará mi libro.

Creo que esto es lo que más me gusta de Dios. Me pregunto si Él nos sorprende sólo para demostrar que es quien está a cargo en última instancia.

por Comisionado Steven Hedgren

Commissioners Barry C. & Sue Swanson at Hershey for Strikepoint
Previous post

Why Strikepoint?

ISantiago
Next post

Un Soldado