¡Buenas Noticias!

Sirvo al Señor

Morristown, New Jersey

Es importante que los Soldados testifiquen de lo que Dios ha hecho en sus vidas. Tuve el privilegio de tener a cargo la reunión de santidad y mi esposa pidió que relataran lo que Dios había hecho en las vidas de las personas. Me llamó la atención el relato de la Soldada Aracely Díaz. Le pregunté si quería que su testimonio fuera conocido a través de la publicación ¡Buenas Noticias!, y al contestar que sí, le entregué una serie de preguntas básicas que debía contestar. Aquí tienen el resultado.

¿Cómo conociste al Ejército de Salvación?

Después de estar desempleada por dos años, busqué trabajo en muchos sitios. Finalmente fui al Ejército de Salvación de Morristown, New Jersey, y pregunté si tenían algún trabajo. La contestación fue positiva, que necesitaban una persona para cocinar en el centro de cuidado de niños. Comencé mi trabajo en 2011 hasta el día de hoy y creo que esa fue la decisión de Dios.

Cuéntanos cómo ha cambiado tu vida desde que conociste a Jesús como tu  Salvador y luego enrolada como Soldado del Ejército de Salvación.

Para mí es una bendición de Dios que no cambiaría por todas las riquezas del mundo. Estoy bendecida por partida doble ya que también mi hijo Kevin fue enrolado como Joven Soldado el año pasado.

Poco tiempo atrás Kevin me dijo que tenía temor de Dios. Me alegró mucho y le contesté que a Dios hay que tenerle temor, respeto y obediencia. Por primera vez mi hijo y yo conocemos la Biblia; hoy nos sustentamos a diario del alimento sólido que su Palabra nos da.

Doy gracias a Jesús porque nos lleva caminando de su mano para conocer más de su gracia. Estoy agradecida también a los Mayores Walter y Marta Droz por los estudios bíblicos, las predicaciones y el programa de “Oasis familiar”.

Estoy siendo guiada por el Espíritu Santo que ha plantado la semilla de la fe en nosotros, la cual está creciendo regada y fertilizada en el amor de Dios. Dios les da la sabiduría a nuestros pastores para dirigirnos de modo que cada día aprendamos más de nuestro Salvador Jesucristo.

Hemos visto que te has unido al grupo de canto y música durante las reuniones de adoración. ¿Qué piensas sobre esta oportunidad?

El canto no es lo mío y no sirvo para cantar. Tengo voz de ratón, pero lo hago para agradar a mi Salvador y para su gloria. Mi vida y mi tiempo son para Él. Sólo le pido que me use de acuerdo a mi capacidad y sé, que como soy su creación, me irá perfeccionando.

En tu testimonio contaste que testificas del Señor y haces uso de la literatura en español.

Me llamó mucho la atención una mesa a la entrada de la capilla que siempre tiene las revistas ¡Buenas Noticias! y Cristianos en Marcha. Siempre que leo los testimonios de mis hermanos en Cristo, me sirven para afianzar más mi fe en Dios. Guardo con mucho cuidado cada uno de los ejemplares después de leerlos y cuando viene alguien de mi familia o de mis amigos, saco unos ejemplares y se los entrego con la oración de que sean usados mediante el Espíritu Santo para que puedan conocer que hay nueva vida en Cristo. Doy gracias a Dios por esta herramienta que ha sido puesta en mis manos para llegar a otros que todavía no conocen al Salvador.

Es mi deseo que mi testimonio pueda ser usado como una bendición para aquellos que lo lean.

por Mayor César Ferri

 

Carreradedonas
Previous post

"Carrera de donas"

Nuestrospecados_1
Next post

Nuestros pecados fueron redimidos