SAconnects en Español

Ron Waiksnoris deja un rico legado

ronwaiknsoris_insLa primera parada en la gira de despedida de Ron Waiksnoris fue la de las Reuniones del Campamento de Old Orchard Beach (OOB) en la que dirigió su último concierto en calidad de director y maestro de banda territorial de la Banda del Estado Mayor de Nueva York (NYSB).

Con el General André Cox, la Comisionada Sylvia Cox y los Comisionados William A. y G. Lorraine Bamford, líderes territoriales, presentes en la audiencia en el Pabellón, Waiksnoris concluyó una carrera de 41 años como miembro de la banda, incluidos 23 en calidad de director.

“Fue una buena velada”, dice Waiksnoris. “Fue bastante surrealista. Muchas emociones se agolpaban en mi cabeza, de modo que me resultaba difícil enfocarme. Pero me sentí bendecido por haber formado parte de la banda durante 41 años”.

Waiksnoris se incorporó a la Banda del Estado Mayor de Nueva York en 1975 y se convirtió en su director en 1992.

En agosto, Waiksnoris dirigió su 32o y último Campamento Musical en Star Lake en las montañas de Bloomingdale, Nueva Jersey.

Waiksnoris asistió a Star Lake un total de 46 veces, 14 de ellas como joven campista y 32 como líder. Desde 1984, ha liderado cada uno de esos campamentos.

“He disfrutado mucho viendo surgir a cada nueva generación”, expresó. “Muchos de los miembros actuales del personal eran niños que en su momento asistían al campamento.

“Siempre he disfrutado mucho el participar en Star Lake. Es una gran experiencia ver a esos niños que son tan sanos espiritualmente progresando en su formación musical. Es realmente una semana muy especial”.

Waiksnoris dice que sus campamentos favoritos fueron aquellos en que participó el connotado director de orquesta y compositor Eric Ball, que dirigió una vez la canción “Kingdom Triumphant” de una manera que emocionó espiritualmente a Waiksnoris.

“Ejerció tal impacto en mí que la he usado en varias ocasiones a lo largo de los años, incluyendo el fin de semana pasado en las reuniones del campamento”, cuenta. “Eso fue algo que surgió directamente de la experiencia que nos ha ofrecido el programa de Star Lake”.

Waiksnoris, a punto de cumplir 68 años, dijo que extrañará Star Lake. “Pero ya es hora de que la próxima generación estampe su impronta”.

Sin embargo, si alguien cree que Waiksnoris está dispuesto a guardar su batuta de director se equivoca rotundamente. Está dispuesto a regresar a OOB para liderar Crossfire Brass, la banda de músicos voluntarios que se presentan ahí todos los años.

“Me encanta dirigir Crossfire. Estoy siempre conectado. Si me lo piden, jamás diría que ‘no’”, indica Waiksnoris, un soldado leal del Cuerpo (Citadel) de Montclair, Nueva Jersey.

“He invertido mucho de mi tiempo y energía en las bandas de bronces porque creo que vale la pena. Es una experiencia multigeneracional. Y también multicultural. Es lo que llamo la ‘cultura del Ejército’. Ayuda a conectar a todo el mundo del Ejército de Salvación”.

Waiksnoris ha podido notar que si uno viaja a Japón o al Congo, siempre podrá encontrar en esos países una banda del estado mayor.

“Es realmente lo que nos une a todos nosotros y me encantaría que nunca perdiésemos de vista algo tan importante como eso”, reflexiona Waiksnoris.

Derek Lance, miembro de la Banda del Estado Mayor de Nueva York y líder de Summer Brass (banda de bronces de verano), sucederá a Waiksnoris como maestro de banda. En 2017, Lance también asumirá el cargo de secretario territorial de música.

por Robert Mitchell

Previous post

Ron Waiksnoris leaves a rich legacy

Next post

Take a Prayer Walk to be with God