¡Buenas Noticias!

Palabras de aliento

Entrevista al Dr. Timothy Keller

PalabrasdealientoMomentos antes de dirigir la palabra a la sesión “Mensajeros de Luz” en el Centennial Memorial Temple, el Dr. Timothy Keller, prolífero autor y pastor fundador de Redeemer Presbyterian Church, compartió varios pensamientos relevantes e inspiradores con Good News!

Keller, autor de 26 libros incluyendo Iglesia Central: Llevando a cabo un ministerio balanceado y centrado en el Evangelio en su ciudad, discutió el concepto “Misión integrada con foco urbano”, uno de los cuatro pilares del Territorio, y cómo el ministerio urbano ha cambiado desde que él escribió Iglesia Central en 2012.

El Dr. Keller también ofreció unas palabras de aliento a los Mensajeros de Luz  para que abracen la gracia de Dios, en lugar de poner su total confianza en la habilidad académica.

Good News!: Dr. Keller, desde su perspectiva, ¿Cuáles son los desafíos de la misión urbana hoy en día?

Dr. Keller: Siempre he valorado el hecho de que el Ejército de Salvación está presente en las ciudades y estas siguen atrayendo a los pobres, pero hay una tendencia a pensar que las ciudades son las que producen pobres. Esto no es verdad. Ed Glazer, de la Universidad de Harvard, dice: “Los pobres van a las ciudades porque allí hay más esperanza. Si eres pobre en alguna zona rural de África, Sudamérica o Appalachia, tus posibilidades de progreso son cero. Pero si vas a una ciudad, tus chances mejoran notablemente”. Las ciudades tienen más oportunidades y servicios. Entonces, aun considerando el proceso de aburguesamiento, las ciudades siempre atraerán a los pobres.

Las ciudades también son el lugar desde donde la mayoría de los inmigrantes son incorporados a la sociedad. En líneas generales, ellos buscan unirse a gente de su misma procedencia, se esfuerzan por aprender la lengua, la cultura y comienzan sus propios negocios. No veo que esto esté cambiando. En realidad, más jóvenes y ancianos están viniendo a las ciudades. Tener gente rica y pobre viviendo juntos en la ciudad forma “barrios bipolares”. Entonces, aun en vecindarios prósperos, encontrarás proyectos habitacionales del gobierno. Al lado de restaurantes que están de moda, están los bares. Esta mezcla hace que el ministerio sea más complejo. ¿Podemos alcanzarlos a todos?

Y los ricos nunca sacarán a los pobres de la ciudad. Desde el inicio de los tiempos, la sociedad ha cuidado de los pobres y ha ayudado a los inmigrantes a establecerse. La densidad y diversidad de las ciudades hacen esto posible. Y cuando tú innovas en la ciudad, se esparce por todo el país.

Entonces, el ministerio urbano está en cierto modo cambiando, pero por otro lado, continúa siendo el mismo y es tan importante como siempre lo ha sido.

Good News!: ¿Nos dará una primicia sobre lo que hablará?

TJK: Voy a hablar de por qué las ciudades son importantes para un avivamiento espiritual. Y luego, al final, voy a decir que el Ejército de Salvación siempre ha estado en este espacio. Hoy el Ejército necesita mantenerse fiel a sus principios, pero actualizarse y cooperar con otros ministerios y personas que aspiran a las mismas cosas.

Good News!: En medio de la audiencia habrá 47 nuevos Cadetes que han ingresado exitosamente al Colegio para Entrenamiento de Oficiales del Ejército de Salvación. ¿Cuál sería su consejo para ellos acerca de cómo deberían enfrentar los rigores de la vida colegial?

TJK: El Evangelio dice que ustedes son salvos por gracia y no por obras. Ustedes son salvos por Dios, Su amor y por la obra de Jesús. Entonces, no pueden ganar eso ni merecerlo ni  forzarlo. Es un regalo. La Biblia también dice que si ustedes han sido realmente salvados por gracia, estarán tan agradecidos, que ya no vivirán para ustedes mismos, sino para Dios y sus semejantes.

Vivir para Dios y tus semejantes no es la manera en que te ganas la salvación. Tan pronto como caes en este pensamiento, comienzas a oscilar entre la autojustificación y el autodesprecio, por lo que aparecen los sentimientos de fracaso. Por ejemplo, si estás teniendo una buena semana, pensarás: Soy bastante bueno, y te sentirás orgulloso. Si has tenido una mala semana, pensarás: Soy un fracaso, y te odiarás a ti mismo, porque habrás perdido de vista el Evangelio.

Si te aferras al Evangelio, la gratitud y el amor que provienen de él te darán la motivación correcta para trabajar duro. Pero es fácil olvidar el Evangelio y dejar que el miedo o el orgullo se vuelvan tu motivación. Pensarás: Si logro algo por mí mismo, Dios me bendecirá y la gente pensará que soy alguien realmente bueno. Y a largo plazo, esto coloca demasiada presión sobre ti. Aun cuando logres triunfar, serás una persona ansiosa. Y si fracasas, te odiarás a ti mismo.

Creo que tener esta motivación correcta es asombrosamente  importante y es por eso que creo que deben seguir volviendo al Evangelio, el cual proclama que somos salvos por gracia.

Good News!: Gracias Dr. Keller.

por Warren L. Maye

Previous post

Mensajeros de Luz

Next post

La luz llegó