¡Buenas Noticias!

Nuevos obreros para la viña

Allentown, Pensilvania

Con fe y amor en Cristo Jesús, sigue el ejemplo de la sana doctrina que de mí aprendiste. Con el poder del Espíritu Santo que vive en nosotros, cuida la preciosa enseñanza que se te ha confiado  (2 Timoteo 1:13–14).
El domingo 30 de marzo, bajo las banderas salvacionista y americana, y con una gran cantidad de invitados, se llevó a cabo el enrolamiento de once nuevos Soldados en el Cuerpo Citadel de Allentown. Fue un día lleno de victoria bajo la dirección del Espíritu Santo y liderado por los Oficiales Directivos, Capitanes Omar y Sheila Rolón. Como invitados especiales contamos con la presencia de los Mayores Eric y Yolanda Rodríguez.

La Sargento Primero Sonia López inició la reunión dándonos una cálida bienvenida. Más adelante la Mayora Yolanda Rodríguez nos deleitó con su voz, acompañada al piano por la Mayora Brenda Suárez. Luego nos dirigió en la canción “Grandes, fieles, las promesas del Señor”.

La ceremonia estuvo dirigida por el Mayor Alberto Suárez con palabras llenas de sabiduría y de retos.

Entre los nuevos Soldados se encontraban una madre y su hija, y cabe señalar que los Oficiales Directivos oraron con cada uno de los nuevos Soldados en un acto muy emotivo incluyendo sus propias hijas Sheylizmar y Gabriela Rolón.

El Mayor Eric Rodríguez (Secretario Divisional), tuvo a su cargo la predicación, retando a los nuevos Soldados y a la congregación en general a ser gente de convicción, confianza y compromiso.

En fin, fue un tiempo glorioso, el que fuimos ministrados por el poder y el amor de Dios.

por Capitana Sheila Rolón

Previous post

Jesús llenó el vacío

Next post

Día de Resurrección