SAconnects en Español

Nuestra música navideña

La Navidad se distingue, entre otras cosas, por su música especial. Durante la temporada navideña es común entrar a cualquier establecimiento y escuchar música que nos recuerda que estamos en tiempo de celebración. Escuchamos música que habla de fiestas, comidas y parrandas; pero también oímos temas acerca del niño Jesús, la estrella de Belén, los reyes magos; en fin, melodías que relatan el acontecimiento que cambió al mundo. Estas canciones se conocen como villancicos, música que desde el siglo XIX es exclusiva de la Navidad. Los villancicos se escuchan en los hogares latinos; algunos son propios de la tradición nacional mientras que otros son de reconocimiento universal, como el tema Noche de Paz. Sin duda, esta música nos hace sentir alegría y felicidad.

En algunos lugares se escucha durante la Navidad un género musical propio del país.

En Puerto Rico, por ejemplo, el sonar de un aguinaldo es clásica indicación de la temporada navideña. La palabra aguinaldo se define como obsequio o regalo; y, como en Puerto Rico se estableció que los niños llevaran una canción como regalo de un lugar a otro, eso dio origen a este género musical. Aunque no es exclusivamente religioso, el aguinaldo es poesía improvisada que muchas veces relata la historia navideña. Los aguinaldos también se escuchan en Venezuela, Colombia y hasta Trinidad Tobago por la migración venezolana.

En Venezuela, la música típica navideña es la gaita venezolana. Al igual que el aguinaldo, las gaitas son canciones improvisadas. Aunque su melodía es distintiva de la Navidad, se escucha en casi todo el país; pero en su lugar de origen —Maracaibo— se escucha todo el año y con una temática tan variada que va desde la sátira, lo romántico o hasta lo político. Hay que aclarar que las gaitas venezolanas no se deben confundir con la gaita escocesa, que es un instrumento musical.

Sean villancicos, gaitas, o aguinaldos nuestra cultura latina siempre disfruta de buena música navideña.

Previous post

Season's Greetings!

Next post

¿En qué temporada estamos?