MagazineSAconnects en Español

Mi Juventud

ONfile_MiJuventudMeditando en mi juventud, recuerdo que en el grupo de jóvenes del Cuerpo de Bayamón —al cual asistía— se cantaba mucho el coro: “Mi juventud está en las manos del Señor, no mora más en mí el poder de Satanás porque él sabe que yo fui a la fuente carmesí, a la fuente carmesí él sabe que yo fui”. Fue un tiempo de gran avivamiento entre la juventud, se veía a los jóvenes con hambre y sed de la Palabra de Dios. Una época en la que se enseñaba a la juventud a entrar en la presencia de Dios y a entregarse por completo a Él.

Hoy vivimos en un ambiente en el que impera el avance de la tecnología, un mundo lleno de distracciones y tentaciones que nos fuerza a actualizar los recursos y herramientas con que contamos para que la juventud de esta generación pueda experimentar un avivamiento como en tiempos pasados. Recuerdo que escuché una crítica poco constructiva en cuanto a que debemos influir en los jóvenes para que porten la Biblia en sus manos y la lleven consigo a la iglesia, a los retiros y a cualquier lugar en que la necesiten. El argumento de dicha crítica era que la juventud no debe usar sus tabletas electrónicas o teléfonos inteligentes para leer la Biblia. En mi experiencia trabajando con jóvenes he observado que debemos enfocarnos en lo que verdaderamente importa en este tiempo en que vivimos, lo cual es llevar el Evangelio de Cristo Jesús utilizando al máximo la tecnología que tenemos a nuestro alcance —un privilegio, dicho sea de paso— y emplearla para ganar almas para el Renio de nuestro Señor Jesucristo.

El 1° de julio de 2015 oficialmente, mi esposa y este servidor, comenzamos en nuestro nuevo nombramiento como Secretarios de la Juventud y Candidatos en la División de Puerto Rico e Islas Vírgenes. Ministrar a la juventud siempre ha sido mi pasión en la obra de Dios. Él me llamó a su servicio como Oficial del Ejército de Salvación cuando tenía 16 años. Gracias al ministerio de amor y a la dedicación de varios oficiales soy la persona que soy. Siempre llevo en mi corazón, como mi oración cotidiana, el coro de la canción: “Lo que yo soy”, que dice: “Lo que yo soy y puedo ser, todo lo que yo tengo traigo a ti. Que tú lo aceptes a tu servicio, me entrego a ti. Toma mis dones, mi pasión, cambia mis sueños a tu voluntad. Mi ser te doy Dios, venga lo que venga, viviré por ti”.

—Capitán Moisés Muñiz

Boundless2015
Previous post

Boundless 2015

ONfile_Korean
Next post

매일을 삶을 예배로 드리는 청소년