SAconnects en Español

Las cadenas han desaparecido

Durante la cena de Compañerismo Silver Star celebrada el Fin de Semana de Comisionamiento, el Cadete Jamie Suhoney recordó las palabras que su madre le había dicho repetidas veces mientras luchaba contra las drogas y el alcohol.

Jamie Suhoney hugs his mother at the Silver Star Dinner.

Jamie Suhoney hugs his mother at the Silver Star Dinner.

“Cuando me convencí de que no podía continuar la lucha, tú me seguiste diciendo: ‘Dios tiene grandes planes para ti. De otro modo, ¿cómo se explica que Satanás te ataque tanto?’”, le dijo Suhoney. Melinda Fleck se enjugó las lágrimas mientras su hijo la miraba a los ojos y con dulzura la elogiaba por haber creído en él cuando pasaba por sus peores momentos.

En todo el salón, los cadetes usaban la cena como una oportunidad para expresar su profundo aprecio y amor por sus padres, por sus mentores y por otras personas importantes en sus vidas que los había apoyado a lo largo del camino que los llevó al oficialato.

Para Suhoney, fue un largo camino que lo llevaría hasta el Fin de Semana de Comisionamiento.

“Desde que era muy pequeño, luché contra la rabia que sentía, y eso me llevó a consumir drogas y alcohol”, recuerda. “Me alejé por completo de Dios y de todo lo que Él quería de mí. En cierto momento hasta intenté suicidarme”.

Suhoney le dijo a su madre: “Tú permaneciste a mi lado y me guiaste con cariño. Cuando me descarriaba, tú seguías orando por mí”.

Suhoney afirmó que su vida cambió cuando asistió a un avivamiento bajo carpa en New Castle, Pensilvania.

“El pastor no paraba de hablar acerca de alguien que lograba liberarse de las cadenas que lo ataban “, dice Suhoney.

Un hombre detrás de él le puso la mano en el hombro y le dijo: “Está hablándote a ti”. Suhoney no conocía al hombre que le dijo eso, pero sintió en su corazón una convicción plena, lo que lo animó a pasar al frente del recinto.

Suhoney salutes at Commissioning.

Suhoney salutes at Commissioning.

“No podría decirte si pasé al el frente, pero sí puedo afirmar que ahí supe que Dios había roto las cadenas que me tenían sometido al alcohol y las drogas”, dice. “El último trago que tomé fue en 1998.

“Literalmente sentí como si la sed de alcohol y de consumir drogas hubiese desaparecido por completo. Desde ese día del avivamiento en la carpa, no he vuelto a luchar contra esas adicciones”.

Y en la cena Silver Star, Suhoney le dijo a su madre que cuando él aceptó el plan de Dios para su vida, “nadie alabó a Dios más que tú”.

“Lo que me ha sucedido [este fin de semana] se debe a ti y a todo lo que has hecho para que me mantuviera en el camino del Señor”, afirma. “Me siento bendecido por tener una amiga y una madre como tú”.

Después de la cena, Fleck dijo: “No tenía ninguna duda [de que mi Hijo Pródigo regresaría a casa]. “Yo conozco a mi Señor. Él es fiel. Si mi corazón sigue creciendo cada momento, va a estallar.

“Creo que el ejemplo de Jamie es un verdadero testimonio de lo que Jesucristo es capaz de hacer”.

 

 

 

CommissionersSwansonRetire
Previous post

Commissioners Swanson Retire

CommissionersSwansonRetire
Next post

Los Comisionados Swanson pasan a retiro