¡Buenas Noticias!

La influencia de la familia Luriaud

Es imposible saber de antemano el alcance espiritual de la conversión de una persona. Esta historia comenzó en Londres al principio del siglo veinte con la conversión del joven Henry Hollidge bajo el ministerio del Fundador William Booth. Era ferroviario y su trabajo le llevó a Uruguay, pues fueron los ingleses quienes establecieron el ferrocarril allí. Él encontró un Cuerpo Salvacionista en la ciudad donde trabajaba y fue un fiel Soldado. Pronto fue trasladado a la ciudad de Artigas como jefe del ferrocarril y no pudo menos que, con la ayuda de su Oficial Directivo el Capitán Frisch (ver Volumen 17, Número 5), iniciar la obra nuestra en esa ciudad. Los primeros invitados fueron los empleados ferroviarios y sus familiares. Entre ellos estaba el joven Gabriel Luriaud. Gabriel fue uno de los primeros convertidos de ese ministerio.

Gabriel era originario de Francia, donde con su padre había aprendido el oficio de fabricar armas, pero al convertirse sintió que no era la voluntad de Dios que fabricara instrumentos de muerte, por lo que abandonó el oficio. A través de los años, fue uno de los más entusiastas de ese pequeño ministerio hasta que este llegó al nivel de ser nombrado Cuerpo. En varias ocasiones, por falta de un Oficial, Gabriel quedó a cargo de la obra. Si eso fuera todo, sería una historia ideal para ser ampliada y contada, pero hay mucho más.

Gabriel se casó con una joven del Cuerpo y juntos tuvieron una familia grande compuesta por seis varones y cuatro mujeres. Todos fueron educados en las enseñanzas bíblicas dentro de ese ministerio Salvacionista. Dos de los hijos varones y tres de las hijas llegaron a ser Oficiales y la influencia espiritual de Gabriel y su esposa, María Julia, se esparció por varios países. Permítame compartir algo del alcance de ellos.

Su hijo Daniel se comisionó como Oficial en el año 1954 y junto con su esposa sirvieron en distintos nombramientos en los tres países (Argentina, Paraguay y Uruguay) que comprende el Territorio Este de Sudamérica. Llegó al grado de Tte. Coronel. Su último nombramiento fue como Secretario Territorial de la Obra Social. Yo tuve el privilegio de conocerlo muy bien pues él era integrante del grupo que estudiamos unas ocho semanas en Londres en el Colegio Internacional para Oficiales. Él tenía una personalidad alegre que contagiaba a los demás.

Elizabeth fue comisionada en el año 1946 y sirvió por unos años en distintos nombramientos de Cuerpos y la obra social en el Territorio hasta que se casó con Francisco Limache, originario de Bolivia. A fin de cuentas se ofrecieron para servir en Bolivia pues Francisco sabía hablar el idioma aimara y juntos tuvieron un gran ministerio entre los nativos de esa etnia.

Gabriel hijo, se comisionó en el año 1952. Él y su esposa sirvieron en distintos nombramientos hasta que decidieron dejar el Ejército para servir en el ministerio presbiteriano.

Raquel también se comisionó en el año 1952 y, con su esposo, también sirvieron en distintos nombramientos en el Territorio hasta la muerte de él. Después, ella continuó en varios nombramientos en el Cuartel Territorial donde, en particular, se destacó siendo redactora de la revista territorial El Cruzado por unos diez años.  Esta tarea la realizó a pesar del hecho de que tenía una hija inválida que cuidó hasta su muerte.

Evangelina se comisionó en el año 1957. En esa ocasión su madre, María Julia, recibió un prendedor especial de la Estrella de Plata, por tener cinco hijos Oficiales. Evangelina también sirvió en distintos nombramientos en el Territorio incluyendo un tiempo como Directora de la Escuela de Cadetes. Ella logró el grado de Tte. Coronela.

Pero allí no termina la historia. Una nieta, la hija de Elizabeth y Francisco Limache es la esposa del Comisionado Oscar Sánchez, Jefes Territoriales en el Territorio de Brasil.

La conversión de un joven en una ciudad de Uruguay en la  frontera con Brasil, por ser fiel en su vida espiritual, tiene influencia hasta el día de hoy por medio de sus hijos y nietos, quienes están sirviendo a Dios dentro y fuera del Ejército de Salvación.

 por Coronel Frank Payton

BNv20n2_Mistestimonio_NEW
Previous post

Mi testimonio

BNv20n2_Comisionamiento_1_NEW
Next post

Comisionamiento de la sesión "Discípulos de la Cruz"