SAconnects en Español

Ideas visuales de la Biblia

VisualsoftheBible_insCuando los jóvenes buscan la guía de Dios, suelen vacilar al abrir sus Biblias para acceder de manera directa a Su sabiduría. Es probable que les parezca demasiado difícil comprender lo que van a leer o que eso no se relaciona con sus problemas. Algunos de ellos escuchan muchas voces predicarles y puede que no quieran escuchar otra que les diga lo que están haciendo mal. Los jóvenes quieren dedicarle tiempo a Dios, pero pueden sentirse abrumados por tener que abrir sus textos escolares al mismo tiempo y estudiar para un examen final.

Es muy común que los jóvenes, y también muchos adultos, tengan estas desconfianzas. Pero he encontrado una guía directa y personal en las imágenes de la Biblia.

Tuve una relación con alguien que decía creer en Dios, pero que pensaba que con eso bastaba. No buscaba una conexión más cercana, como lo hacía yo, y me pareció que me estaba impidiendo mi propia conexión con Cristo.

En una de las cartas de Pablo a los corintios, les dice: “¿No saben que en una carrera todos los corredores compiten, pero solo uno obtiene el premio?” Y luego añade: “Corran, pues, de tal modo que lo obtengan” (1 Cor. 9:24).  Yo me imaginaba compitiendo en una carrera en la que el premio era una conexión mejor con Dios. Si en verdad quería obtener ese premio, ¿iba a dejar que algo o alguien me lo impidieran?

Aunque tuve que ponerle fin a esa relación, jamás diría que todos los que se encuentran en una situación similar debieran hacerlo. Después de todo, cada persona compite en su propia carrera. Pero fue lo que me dio resultado, y seguí la guía que encontré en la carta de Pablo.

Sean como niños

Los niños desarrollan su imaginación con las ideas visuales que encuentran en las historias bíblicas. Es el caso por ejemplo de Noé cuando reúne a dos ejemplares de cada animal para subirlos a su arca, y el de Moisés cuando parte en dos el Mar Rojo, o el de Daniel que se pone a orar en el pozo de los leones.

Los niños confían además en las ideas visuales que crean en el salón de clases. Pude constatar este hecho en una Escuela Bíblica de Vacaciones en la que trabajé durante un receso de primavera. En una de las actividades, los niños le aplicaron pintura roja a una cruz. Ese proyecto de arte les graficó cómo fue que Jesús quitó los pecados de ellos. Les emocionó saber que Jesús hizo eso por cada uno de ellos. Eso me hizo ver cómo, a través de esas ideas visuales, ellos pueden volverse más sensibles a Su palabra y a Su amor.

Por desdicha, cuando algunos de los niños se hacen adultos, también se vuelven más escépticos acerca de Dios. Vacilan a la hora de aceptar la Biblia como Su palabra. Como cristianos, puede resultarnos difícil expresar nuestra conexión con Dios a alguien que ha desarrollado un concepto tan cínico de Él.

Es por eso que Jesús les dijo a Sus seguidores en Mateo 18:3 “… a menos que ustedes cambien y se vuelvan como niños, no entrarán en el reino de los cielos”.

Corredores y corrientes

Así como los niños en la Escuela Bíblica de Vacaciones sintieron alegría ante una idea visual como la del amor de Dios, me siento atraída a los versículos de la Biblia que me ofrecen una imagen con la que puedo trabajar.

Mi versículo favorito dice así: “Hay un río cuyas corrientes alegran la ciudad de Dios, la santa habitación del Altísimo” (Salmos 46:4).

¡Qué cuadro tan sencillo y tan claro! Yo quiero ser como esas corrientes, así como me imaginé siendo una corredora compitiendo por obtener el premio. Atesoro esos versículos desde hace muchísimo tiempo.

Debemos leer y estudiar los aspectos teológicos de la Biblia pues ellos fortalecen nuestra fe, pero cada uno de nosotros también debe buscar y atesorar las maravillosas ideas visuales que nos ofrece la Biblia. En ellas podemos ver cómo guiar nuestras vidas.

— Grace Paré es una soldado del Cuerpo de Bay Ridge (Brooklyn)

 

Previous post

Teaching Kids Church

Next post

Now, I’m ALL In