¡Buenas Noticias!

Hermanos López refuerzan lazos

Guayama, Puerto Rico

El deporte tiene el poder de mover masas, transformar el físico, reforzar la autoestima e inculcar valores. La lucha es un deporte de combate reconocido olímpicamente y el Centro Kroc  de Guayama, inauguró su programa de desarrollo el pasado febrero. Con el olímpico Jaime Espinal, como padrino y la dedicación de su entrenador, el joven Alex Colón, que fuera campeón nacional desde el 2006 hasta el 2010 en la categoría de los 55 kilogramos, se ha dado a conocer el deporte en la región y semanalmente, niños y jóvenes, han encontrado su espacio en el colchón de la lucha.

A través del deporte no solo se adquiere disciplina y destrezas para la vida, sino que para muchos niños y jóvenes es un espacio para compartir, divertirse y en ocasiones hasta afrontar las difíciles situaciones de la vida. Este es el caso de los hermanos Iván y Luis López Rodríguez, que empezaron hace ocho meses atraídos por una hoja de promoción recibida en el casco urbano del pueblo. “Este programa ha servido como medio para mejorar la conducta, la salud y la disciplina de los participantes y ya es reconocido en todo Puerto Rico”, mencionó el entrenador.

Sobre los hermanos, Colón les describe como muy entregados al programa de entrenamiento. “Iván y Luis iniciaron tomando el deporte como un pasatiempo; llegaron con algunas dificultades motrices y sobre todo, han tomado conciencia sobre su salud y ahora el deporte es parte de ellos”, añadió el joven entrenador.

Ambos hermanos hallaron en el programa una distracción y un instrumento para mejorar su salud. “Quería entretenerme y mejorar mi condición física. Quiero continuar entrenando y lograr una beca universitaria en este deporte. He aprendido a comer saludable y he adquirido disciplina. También voy mejorando mis técnicas de lucha y he conseguido muchas amistades”, puntualizó Luis, el hermano mayor quien también explicó que ha bajado 18 libras y su hermano 20, con el entrenamiento.

“Quiero continuar cosechando medallas y lograr una beca universitaria. Deseo también llegar a participar en los Juegos Centroamericanos Escolares. He aprendido técnicas de defensa personal y tengo nuevos amigos”, dijo Iván, que recientemente ganó una medalla de oro en la categoría de los +85 kilogramos durante su participación en la Copa Sparta celebrada el pasado octubre y la cual mostró orgulloso.

Su madre, Maribel Rodríguez Díaz, agradece el cambio que ha logrado el centro y el programa deportivo en su familia. “Esto ha sido como una terapia para los niños y para mí. Al fallecer mi esposo, buscábamos una distracción justo en ese horario en que nos acostumbramos a verlo llegar a casa y tanto para mí como para mis hijos ha sido una trasformación psicológica y un bálsamo espiritual”, describió la madre de los jóvenes.

“Tanto a mí como a mis hijos, elcentro y el programa de lucha olímpica nos han transformado; además, los tres hemos hecho amistades en el centro. Mi esposo falleció de una afección cardíaca y sé que los entrenamientos les ayudarán a contrarrestar los factores hereditarios”, añadió la madre de los jóvenes.

Este programa ha logrado ser reconocido a nivel nacional como muy prometedor y sus participantes se han destacado en varios importantes eventos. Durante la Copa Olímpica lograron dos medallas de oro, una de plata y una de bronce. En la Copa Pitirres acumularon una medalla de oro, una de plata, dos de bronce y además, coparon el segundo lugar por equipos, superando clubes con mayor número de participantes. En su evento más reciente de la Copa Sparta, lograron una medalla de oro y una de plata.

El programa va dirigido a niños y niñas desde los 5 años.

por Maritere Rivera Mejías

Previous post

"Verano feliz" un éxito

Next post

Música para nuestros oídos