¡Buenas Noticias!

Es Jesús mi Rey divino

[one_half] A Jesús fiel seguiré.
Sólo a él yo serviré,
Y doquiera que me guíe
En sus pasos andaré. [/one_half][one_half_last] Es Jesús mi Rey divino,
Siempre fiel le seguiré;
En las pruebas de la vida
Sólo en él yo confiaré[/one_half_last]

Roby La hermosa melodía de John Robson Sweney es lo primero que me atrajo de este himno. Luego descubrí que las palabras tenían un tremendo significado que me ayudó especialmente en los momentos difíciles de mi caminar cristiano; y todos tenemos esos momentos cuando la letra de una canción puede ser de gran ayuda. Cuando seguimos a Jesús, sin duda habrá momentos difíciles, lugares difíciles, personas difíciles, pero podemos confiar en Su dirección. Él sabe dónde nos está poniendo. Él conoce estas dificultades. Puede ser que nos ubique en el camino de otro, el cual resulta particularmente difícil para esa persona, para servirle de ayuda, para acompañarla a transitar por ese valle oscuro. A veces la situación puede ser para nuestro bien personal, algo que nos ayudará en el futuro. La vida nunca está libre de problemas, pero si lo tenemos a Él con nosotros, nunca estaremos solos.

Es mi fe pequeña y débil,
Más Jesús me sostendrá,
Con su brazo poderoso
Siempre me protegerá.

Nuestra fe puede no ser fuerte, Santiago 1:2–4 nos dice: “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna”. Nuestra fe necesita ser probada para poder crecer. Mientras tanto, Él puede protegernos durante esos tiempos de prueba.

Nada temo, Cristo mío,
Mi amparo y mi solaz,
Yo confiado ahora vivo,
En mi pecho reina paz.

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar, aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza” (Salmo 46:1–3). ¡Qué bendición que estos versículos de la Escritura sean para todos nosotros! Aquellos que hemos vivido en zonas de terremotos podemos entender con claridad lo que estos versículos describen. Cuando vemos temblar las paredes, sentimos crujir la escalera bajo nuestros pies y esos efectos pasan, el Señor verdaderamente nos trae consuelo. Esta estrofa de la canción refleja las palabras de este pasaje.

En la patria donde moras,
Yo tu rostro espero ver;
Con los fieles en los cielos
Coronado anhelo ser.

Pero nuestras pruebas terrenales no durarán por siempre. Todos algún día iremos a morar con Él. Podemos esperar verle cara a cara, para recibir la corona de la vida y reunirnos conaquellos que fueron antes que nosotros a reunirse con Él. No tenemos que tener miedo de la muerte, ¡porque es la puerta de entrada al reino celestial! Fanny Crosby fue una muy conocida escritora estadounidense de cánticos del evangelio. Ciega desde muy temprana edad, tuvo que enfrentar grandes desafíos. Como cristiana firme con un talento real para la poesía, Fanny escribió prolíferamente. Este poema en particular fue escrito alrededor de 1880, bajo el seudónimo de Lizzie Edwards. La hermosa, cantarina y un poco lenta melodía fue compuesta por John R. Sweney. Se publicó por primera vez en 1884 en el libro Our Sabbath Home Praise Book, publicado por John J. Hood. Esta información no refleja lo que se puede encontrar en los tres Compañeros del Cancionero del Ejército de Salvación, tanto en español como en inglés, pero puede ser verificada ya que el libro de 1884 está disponible en Google e-books. El poema en español es una traducción un tanto liberal, más temática que exacta, probablemente hecha por el Coronel Eduardo Palací, ya que se encuentra en los más antiguos cancioneros del Ejército de Salvación. No la he podido ubicar en otros himnarios. Es una bendición que no se haya perdido.

por la Mayora Elizabeth Roby

————————————————————————————————————————-

La Mayora Elizabeth Roby está pidiendo sugerencias para su serie de “Tesoros Olvidados”. Si tiene una canción del Cancionero del Ejército de Salvación que quisiera ver publicada en ¡Buenas Noticias!, favor de mandar un email a la Mayora: eroby@yahoo.com.  En la línea del “subject” [o tema] escribir “Tesoros”, para que el mensaje no sea borrado.

alvacionistas-que-nosotros-1
Previous post

¿Eran ellos más salvacionistas que nosotros?

GraciasDios
Next post

¡Gracias, Dios!