SAconnects en Español

Endulzante: ¿un chorrito o dos?

Sugar_1Esta mañana, me serví una taza de café descafeinado, miré el endulzante con sabor a avellanas y pensé: Hoy le echaré un poco, sólo para darle sabor. Un chorrito y listo.

También tengo días de “dos chorritos”. Pero cuando eso pasa, aumento también mi autocontrol. ¿Por qué debo vigilar eso? Porque el azúcar puede ser adictivo.

Hay que rendir cuentas

Hace seis años, perdí 35 libras y logré mantenerme. Sólo gracias a la ayuda de mi entrenador Ralph Rossetti, que vive el estilo de vida nutricional, pude lograrlo. Cuando luchaba o fracasaba, se lo confesaba. Ralph entendía que el cuerpo es débil y vulnerable, y que yo debía ser cuidadoso, especialmente con los dulces.

Azúcar bueno

No todos los dulces son iguales. Los mejores azúcares se encuentran en las frutas, los vegetales y en la leche. La miel también es un endulzante aceptable. En cuanto al chocolate, opta por el oscuro, que suele ser menos dulce.

Sacrificio

Hacer ejercicios cuando preferirías descansar o comer menos cuando prefieres  darte un atracón, ambas cosas, son un sacrificio. Es como descansar y ayunar en el día de reposo, el día en que “afligiréis vuestras almas” (Levítico 16:31, VRV).

Las reglas de Dios son para nuestra salud espiritual y física. Cuando recurrimos a una sustancia (el azúcar) para satisfacer una necesidad emocional o para aliviar un dolor físico, es bueno recordar la advertencia de Jonás: “Los que siguen a ídolos vanos abandonan el amor de Dios” (Jonás 2:8).

La próxima vez, hablaremos sobre el ayuno.

por el Mayor Richard Sanchez

Previous post

Digital Edition: June 2017

Next post

SUGAR: one pump or two?