¡Buenas Noticias!

¡”Elijan la vida”, en OOB!

¡Bienvenidos a las Reuniones 2014 del Campamento Old Orchard Beach!”, dijo la Teniente Coronel Cheryl A. Maynor, Secretaria Territorial de Comunicaciones. El sábado por la noche, ella se dirigió a un auditorio repleto y dijo: “Y si está feliz de estar aquí, ¡diga amén!”

La gente que respondió estaba realmente contenta por haber llegado con bien a Maine, en medio de severas condiciones climáticas en la zona que habían causado la cancelación de Point of Grace, y un tornado que había tocado tierra en Boston, causando daños generalizados.

Pero afortunadamente, en el campamento prevaleció el buen tiempo a lo largo de la mayor parte del fin de semana, y la gente pudo acudir a esta ciudad turística proveniente de los Estados Unidos y Canadá para disfrutar de predicaciones poderosas, profundos estudios bíblicos, asombrosos ministerios en el muelle y algo de “diversión bajo el sol”.

Maynor reconoció la presencia de los Comisionados Barry C. y E. Sue Swanson, Líderes Territoriales; los Comisionados Israel L. y Eva D. Gaither; los Comisionados W. Todd y Carol A. Bassett; y la Comisionada Nancy A. Moretz, todos sentados en la audiencia.

Los invitados especiales para el fin de semana, Comisionados Dick y Vibeke Krommenhoek, Líderes Territoriales del Territorio de Noruega, Islandia y las Islas Faroes, puestos en pie, ofrecieron un entusiasta saludo. Acababan de llegar de un viaje de 31 horas, provenientes de Singapur.

También estuvieron la Banda de Montclair Citadel, el Coro de los Centros de Rehabilitación (ARC) y la Banda-M. El canto apasionado y la armoniosa música instrumental pusieron el tono para una alabanza y una adoración inspiradoras, como así también para el motivador mensaje de la noche expuesto por el Mayor Kevin Stoops, Oficial Directivo del Cuerpo Montclair Citadel.

“¡Elijan la vida!” fue la esencia de su mensaje presentado de una forma muy cuidadosa y estratégica. “Él es el camino, la verdad y la vida”, dijo Stoops con gran pasión. “Él es el pan de vida. Él vino para que tuviéramos vida en abundancia…”

Sin embargo, Stoops nos advirtió sobre el enemigo, cuyo propósito principal es destruir la vida y nuestra preciosa relación con el Señor y con las personas. El Mayor dijo que elegir la vida por sobre la muerte es una decisión de todos los días, la que todos debemos hacer.

Stoops afirmó que Cristo es la fuente de toda alegría, gozo y vida; y advirtió a la audiencia que mientras estuvieran en el Old Orchard Beach, debían resistir la tentación de sustituir una verdadera relación con el Hijo de Dios por la “diversión bajo el sol”.

Llegando a la conclusión, Stoops hizo un pedido especial a todos. “Quiero que se fijen en la persona que tienen a su lado, o detrás, y le hagan una pregunta muy simple”, dijo. “¿Qué quieres que Dios haga por ti ahora?” Las respuestas a esa pregunta causaron alboroto, mientras que la gente se veía involucrada en conversaciones entusiastas, seguidas de oraciones en voz alta que parecían elevar las alas del pabellón.

“Tú cuentas”

El domingo por la mañana, la Comisionada Vibeke Krommenhoek tomó su texto de Mateo 10:28 y dejó en claro en su sermón dominical matutino que Dios quiere que todos sepamos lo mucho que valemos para Él.

Para ilustrar cómo hace el mundo que las personas se sientan insignificantes, Krommenhoek explicó que durante el Holocausto, los nazis tatuaron números en los brazos de sus prisioneros judíos. Al referirse a ellos por número en lugar de hacerlo por el nombre, claramente deshumanizaban a aquellas personas.

Además dijo que la Plaza Roja en Moscú y la Plaza de Tiananmen en China fueron diseñadas con semejantes dimensiones para que fuera imposible reconocer la cara de una persona al otro lado de la plaza, otra vez, rebajando la singularidad o importancia de cualquiera que se parara en esos espacios tan inmensos.

“Pero todos somos importantes para Dios”, dijo Krommenhoek, “no importa cuán insignificantes podamos parecer”. Al leer Mateo 10:29-31 dijo: “¿No se venden dos gorriones por una monedita? Sin embargo, ni uno de ellos caerá a tierra sin que lo permita el Padre;  y él les tiene contados a ustedes aun los cabellos de la cabeza.  Así que no tengan miedo; ustedes valen más que muchos gorriones”.

Krommenhoek concluyó su presentación con un solo de la Banda-M interpretando la canción del General John Gowans: “Alguien se interesa”. La audiencia se unió cuando el Comisionado Barry C. Swanson, Jefe Territorial, tomó la dirección.

por Warren L. Maye

Previous post

Majors Emmons retire

Next post

Brillando