SAconnects en Español

El primer paso en un viaje

El Cuerpo de San Juan concluyó el viernes por la noche la celebración de la primera visita que el General André Cox hacía a Puerto Rico bendiciendo a 30 nuevos soldados de diversos Cuerpos de la isla.

Thefirststeponajourney“Pienso que este es el primer paso en un viaje que recién comienza, por lo que será emocionante ver lo que Dios tiene planeado para cada uno de ustedes”, dijo el General Cox.

“Es casi como estar en un estadio de béisbol, sólo que en vez de encontrarse entre la afición mirando el juego desde las graderías, se les está pidiendo que se incorporen ahora mismo a nuestro equipo. Son bienvenidos a la familia del Ejército de Salvación”.

Algunos de los nuevos soldados también se graduaron del programa de los Centros de Rehabilitación para Adultos (ARC) del Ejército de Salvación en San Juan. El General reconoció el camino que cada uno de ellos siguió para llegar finalmente a convertirse en soldados y les recordó que, a pesar de las dificultades por las que puedan pasar, Dios estará a su lado a cada paso que den a lo largo del camino.

“Sé que algunos han debido enfrentar dificultades y frustraciones, pero es bueno saber que el amor de Dios nunca ha dejado de buscarlos a cada uno de ustedes. Cada uno de ustedes es único y, si continúan confiando en el Señor, les garantizo que su futuro va a ser brillante.

”Voy a orar por ustedes y le pediré a Dios que los use como soldados del Ejército unidos bajo sangre y fuego.

”A veces, cuando echamos un vistazo al mundo, nos desanimamos y olvidamos que Su Reino está creciendo. Verlos a cada uno de ustedes deseando ser soldados y dispuestos a asumir su compromiso es una señal del amor y de la gracia de Dios. Dios sigue llamando, tratando de alcanzarnos”, dijo el General.

Entre los nuevos soldados se encontraba Lexir Díaz, un joven soldado de siete años de edad proveniente del Cuerpo de Fajardo. El joven se mantuvo de pie junto al General mientras se dirigía a la congregación. El General se percató de la presencia de Lexir, el más joven de los soldados que formaban el grupo. “¿Y quién sabe? Tú podrías llegar a ser General del Ejército de Salvación en el futuro”, le dijo el General Cox a Lexir, mientras la audiencia lo animaba con entusiasmo.

“Un futuro General, pero quizás no sea el próximo; ¡no puedo esperar tanto tiempo!”, agregó el General sonriendo.

La Tenienta Marlene Díaz es la madre de Lexir y es oficiala directiva del Cuerpo de Fajardo. Ella comentó que, durante meses, Lexir había esperado ansiosamente llegar a convertirse en joven soldado.

“Cuando supe que Lexir iba a tener la oportunidad de estar junto al General, pensé de inmediato: ‘Esto es algo que él recordará por el resto de su vida’”, afirmó Díaz. “Es algo que sin duda ejercerá un tremendo impacto en su futuro”.

por Hugo Bravo

Previous post

Detoxifying your soul

Next post

'Before God and Men'