In FocusMagazine

el lenguaje del cielo

CommissionerSueSwansonCantamos en el Jardín de Getsemaní.

Estaba con varios turistas. Formábamos un grupo homogéneo, pues todos éramos miembros de la Iglesia del Ejército de Salvación, procedentes del medio oeste de Estados Unidos. Un recorrido por Israel nos llevó al jardín, donde disfrutamos de un hermoso devocional. Nuestras voces resonaron en nuestro inglés con acento estadounidense. Al mismo tiempo, podíamos oír otros grupos que cantaban en francés, alemán, portugués, hindú y otros idiomas. Esa tarde, pude escuchar a varias personas decir: “¡Esto es lo que se escuchará en el cielo!”

En esta edición de SAConnects, nos transportamos a nivel global, cubriendo el trabajo de varios salvacionistas del Territorio Este de EUA que ministran en el extranjero. Espero leer acerca de lo que nosotros, como estadounidenses, hemos aprendido en cuanto a la manera en que el Espíritu está obrando en otros países y culturas.

El hecho de viajar a otras naciones (40 en los últimos diez años) y participar en el ministerio del Ejército de Salvación ha ampliado mi perspectiva. Es muchísimo lo que he recibido en todos esos lugares, una maravillosa hospitalidad, comida autóctona, inspiración derivada de una variedad increíble de expresiones musicales, ejemplos de fortaleza interior al escuchar historias personales de fe y profundidad espiritual a través de la oración.

Ahora, de vuelta al Jardín de Getsemaní. ¿Es este tipo de canto lo que se escuchará en el cielo? ¿Serán agrupadas las naciones, unas con otras, aunque separadas por nacionalidad, idioma y afiliación denominacional? Creo que no.

Lo glorioso será que veremos tanto al Padre todopoderoso como al Cristo trascendente y que todos seremos uno, así como ellos son Uno. Cantaremos en el lenguaje del cielo, en el idioma del amor. “Cantaban con todas sus fuerzas: ‘¡Digno es el Cordero, que ha sido sacrificado, de recibir el poder, la riqueza y la sabiduría, la fortaleza y la honra, la gloria y la alabanza!’” (Apocalipsis 5:12). Y eso es lo que se escuchará en el cielo.

Desearía tener tiempo para hablar sobre los instrumentos musicales que hay en el cielo: ¿los de cuerda o los bronces?

— Comisionado Sue E. Swanson
Presidenta de los Ministerios Femeninos

Previous post

Breaking the Power of Sin

Next post

the language of heaven