¡Buenas Noticias!

Dios tiene un plan

DiostieneunplanMi nombre es Koorelyn Rivera. Desde temprana edad, visitaba la Iglesia Pentecostal con mis hermanos. Mi hogar no era totalmente cristiano ya que no se vivía según la Palabra de Dios. Aunque mis padres no iban a la iglesia, mi mamá se ocupaba de prepararnos para que asistiéramos. Conocí a  Dios y lo acepté como mi Salvador a temprana edad, pero no fue hasta mis trece años que realmente decidí tomar las cosas en serio. Puedo decir que dejé que Dios entrara y tomara el rumbo de mi vida en el momento correcto, en el año 1997.

Para mí, el tomar en serio mi relación con Dios me preparó para la peor situación que he afrentado hasta el momento. Quien iba a pensar que un año después iba a perder a mi madre. Fue un golpe muy fuerte ya que ella era todo para mí y mis hermanos. Era quien nos proveía todo. Esa situación me hizo más fuerte, me ayudó a sostenerme más en Dios y a depender más de Él en todos los aspectos de mi vida. Fueron tiempos muy difíciles pero puedo dar testimonio de que la provisión y el cuidado de Dios con mi familia siempre han estado. Hasta el  día de hoy, le agradezco a Dios por el cuidado especial que ha tenido con mis hermanos. Me siento muy orgullosa de que juntos pudimos salir adelante con Su ayuda, porque por nuestras propias fuerzas no pudo ser posible.

En el 2001 recibí mi llamado para trabajar a tiempo completo en el Ejército de Salvación. Luego de unas luchas conmigo misma, acepté este llamado y en el 2013 entré al Colegio de Entrenamiento para Oficiales junto a mi esposo y mi hijo Jayden. Formo parte de la Sesión Heraldos de Gracia (2013-2015), entendiendo que Dios me ha llamado para proclamar las Buenas Nuevas de Salvación.

Confío plenamente en las palabras que recibí de parte de Dios, cuando me dijo: “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no temas ni desmayes porque yo, Jehová tu Dios, estaré contigo a donde quiera que vayas”. Me levanté, me  esforcé y sigo en pos de la meta que Dios tiene trazada para mi vida y la de mi familia. Entiendo que Él tiene un plan para mi vida y que para que se pueda cumplir tengo que poner toda mi confianza en Él y ser obediente a su Palabra. Dios me ha bendecido con una hermosa familia y al día de hoy, aquí estoy poniendo a su servicio mi ser entero.

por Koorelyn Rivera

Previous post

Primer Oficial salvacionista hispano

Next post

Lent - Daily Meditations