SAconnects en Español

Cuando Dios intercede

Los siguientes cadetes reflexionan sobre el momento en que Dios les reveló el propósito de Él para sus vidas.

WhenGodIntercedes_1Su llamado al oficialato fue a través de un sueño y de posteriores conversaciones que sostuvo con sus oficiales. Marie Montour es una soldada del Cuerpo de Westbury de la División del Gran Nueva York. Ella ha participado en el Ejército de Salvación desde su juventud en Haití. Entre sus fortalezas están las de ser paciente, amable y flexible.
“Quiero alabarte, Señor, con todo el corazón, y contar todas tus maravillas.” —Salmo 9:1

 

 

WhenGodIntercedes_2Escuchar la voz del Señor durante un campamento divisional de varones transformó la vida de Michael Blanchette, un soldado del Cuerpo de Brockton, Massachusetts. Sintió al Espíritu Santo quemarle el corazón con las palabras: “Te llamo al oficialato”. El Señor empezó a infundirle esperanza. Michael ha sido obediente a la voz de Dios y ha hecho de Isaías 6:8 su versículo favorito: “Entonces oí la voz del Señor que decía: —¿A quién enviaré? ¿Quién irá por nosotros? Y respondí: —Aquí estoy. ¡Envíame a mí!” Michael se graduó del ARC de Brockton, Massachusetts, y quiere ayudar a las personas que se encuentran en proceso de recuperación a madurar en su fe.

 

WhenGodIntercedes_3“Era un joven funcionario que trabajaba en el banco”, recuerda la anciana soldada Hortence Stamp, del Cuerpo de New Rochelle, Nueva York. “Luego, un día, ¡lo vi como soldado aquí en el Cuerpo!” Shean Bolton, antiguo asistente del gerente de la sucursal de un banco, dice que se enamoró del Ejército de Salvación desde niño, mientras asistía a la Escuela Dominical en Kingston, Jamaica. Es una persona que sabe planificar y alentar a los demás, y a la que le encanta compartir su fe mientras ayuda a la gente. “Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él allanará tus sendas”. —Proverbios 3:5–6.

intercedes_featured
Previous post

When God Intercedes

EightyJoyfulIntercessorsWelcomed
Next post

Eighty ‘Joyful Intercessors’ Welcomed