SAconnects en Español

CONSTRUIR RELACIONES

el ministerio de deportes del CFOT

BuildingRelationships_sm2

Attending the CFOT Sports Ministry gala are Major David Davis, Willie Pile, Captain Cindy-Lou Drummond. Majors Ronald R. and Dorine M. Foreman, and Lieutenant Darell Houston.

“Habrán notado que nosotros oramos antes de cada partido. Lo hacemos porque somos seguidores de Cristo”, dijo el entonces Cadete Taylor M. Senak en su discurso inaugural del Colegio de Entrenamiento para Oficiales (CFOT) en Suffern, N.Y. Se dirigía a una audiencia multitudinaria en la gala anual del Ministerio de Deportes, celebrada el 21 de mayo de 2015. Un estimado de entre 30 y 40 jugadores de básquetbol, fútbol-soccer y vóleibol con edades que fluctuaban entre los 16 y los 35 años, acompañados de sus familias, disfrutaron de la velada. Los entrenadores y los árbitros que servían en el Colegio o que vivían en la comunidad de Suffern, N.Y., también asistieron.

“De no ser por los deportes y por la gracia de Dios, no sé si hubiese podido pasar por estos dos años [de entrenamiento]”, dijo Senak. “Porque [ser cadete] es algo realmente difícil”. Senak, que en junio fue ordenado y comisionado como oficial del Ejército de Salvación, también rindió homenaje a los fundadores del programa.

“Todo comenzó con unos cuantos amigos que querían disfrutar jugando a algún deporte y que luego  llegaron a organizar una liga de básquetbol “, cuenta Senak. “Al fin permitimos que personas de todas partes vinieran y se sumaran. Para que todo ello pudiese ocurrir, fue necesaria la visión que aportaron el Mayor David Davis, el Mayor Ron Foreman y Bob Meitrott”, explica.

Por esas fechas, Davis servía como director de personal en el colegio. Hoy, él es líder divisional de la División de Massachusetts. Foreman, el entonces director del colegio, es ahora líder divisional de la División Empire. Meitrott continúa sirviendo como director del ministerio del deporte en el colegio.

El Teniente Darell Houseton, oficial de entrenamiento de campo de batalla en el CFOT, compartió un testimonio realmente emocionante. En su alocución, ilustró gráficamente lo importante que es contar con programas como este en los vecindarios más conflictivos.

“Después de mi primer verano en el Campamento Tecumseh, volví a casa para enterarme de que 29 de mis amigos habían muerto”, relata Houseton. “Pero debido a mi experiencia en el campamento, también regresé a casa con una profunda esperanza, sabiendo que contaba con el apoyo del Señor resucitado”.

Willie Marquis Pile prays.

Willie Marquis Pile prays.

Willie Marquis Pile, exjugador de la NFL (la Liga Profesional de Fútbol Americano de los Estados Unidos), pronunció el discurso principal de la gala. Pile —que es hijo de Sharon Barber, MSW, especialista en abuso de estupefacientes en el Centro Harbor Light del Ejército en Washington, D.C.— habló con pasión sobre el fútbol americano y sobre Jesucristo. Compartió los detalles de su incorporación a la NFL, habló de los grandes entrenadores bajo los que sirvió, y las experiencias aleccionadoras que lo mantuvieron firmemente aferrado a la fe.

En la Escuela Secundaria West Potomac en Alexandria, Virginia, Pile fue un jugador destacado tanto en el equipo de fútbol americano como en el de básquetbol. En su cuarto año universitario (en su año sénior) fue nombrado Jugador Ofensivo de Fútbol Americano del Año por el Patriot District.

En la Universidad Virginia Tech, Pile jugó de titular en el equipo de fútbol durante tres años y terminó su carrera con una interceptación increíble seguida de una carrera de 97 yardas que concluyó en un “touchdown”.

Contratado en un equipo de la NFL en 2003, Pile jugó por los Kansas City Chiefs y por los Dallas Cowboys. También jugó en la Liga Canadiense de Fútbol Americano por los Toronto Argonauts así como por la liga NFL Europea como integrante de los Amsterdam Admirals.

Durante su presentación, Pile describió la manera como opera el evangelismo relacional entre los deportistas.

“Para mí, uno de los mayores desafíos en la NFL fue, como cristiano que estaba en los camerinos, aprender a compartir mi fe y a ser asertivo en un contexto como ése”, explica Pile. “Al principio, cuando eres más joven, sólo te preocupas de llevarte bien con los demás y tratas simplemente de ganarte tu puesto en el equipo. De modo que te enfocas en ti mismo”, recuerda. “Pero al mismo tiempo los demás se dan cuenta de que hay algo acerca de ti que es diferente.

“Quizás se trata de que simplemente prefieres pasar tu tiempo libre jugando dominó o un poco de básquetbol o algo por ese estilo. Y entonces tus compañeros de equipo te preguntan: ‘¿Y qué contigo?’ A lo que contestas: ‘Mira, creo en algo distinto. Yo creo que existen otras maneras de pasarla bien’.

“Y así es como los compañeros de equipo empiezan a sentir curiosidad por ti. Y no pasa mucho tiempo antes de que te pregunten: ‘Cuéntame, ¿cuándo se realiza el próximo estudio bíblico? ¿Cuándo van a celebrar la próxima noche de juegos?’ Estas son maneras de construir relaciones. Pues antes de pensar en mencionar la Biblia siquiera, se trata simplemente de conocer a la otra persona.

“Yo les pregunto: ‘¿Dónde te criaste? ¿Qué hacías cuando eras más joven? ¿Cómo es la situación de tu familia?’ Y así es como llegas a conocer [a los deportistas] uno a uno, de manera individual. Y luego le das un giro a la conversación y dices: ‘Hay una razón por la que yo tengo esperanza, alegría y una profunda paz interior. Es porque creo en mi Padre celestial. Y puesto que tengo fe, el fútbol americano sólo es un vehículo y una plataforma desde la cual puedo compartir el mensaje’”.

La gala deportiva de este año destacará a otro jugador descollante e impactará a más personas en la comunidad, dice la Capitana Cindy-Lou Drummond, directora asistente de asuntos administrativos. “Y, durante los partidos, desarrollaremos un evangelismo relacional con los espectadores y con los demás participantes. Queremos que los jugadores y cadetes establezcan una relación que se proyecte en el tiempo”.

por Warren L. Maye

Previous post

Rising Stars

Next post

Building Relationships