SAconnects en Español

Comisionado

Es emocionante ver la ceremonia de las personas uniformadas de pie ante unos hermosos estandartes, siendo ordenadas y comprometiéndose públicamente con la misión. Dicho acto se realiza en lujosos auditorios como también en modestas Avanzadas.

Comisionado: este vocablo es parte de la jerga de nuestro Ejército.

A veces, los participantes son cadetes que están listos para ser comisionados a cualquier lugar como oficiales. Muchas veces, los participantes son soldados que se comprometen a servir en una comunidad determinada.

El linaje es heroico. Josué, el militar original, es comisionado por el Señor con estas palabras: “Esfuérzate y sé valiente” para llevar al pueblo de Israel a la largamente esperada tierra prometida (Deuteronomio 31). El apóstol Pablo declara su servicio a la Iglesia con plena convicción: “por la voluntad de Dios” (Colosenses 1).

En cierto sentido, la “Gran comisión” de Jesús se extiende a todos los que lo siguen: “Vayan y hagan discípulos de todas las naciones” (Mateo 28). Estamos en “co-misión” con Cristo.

En términos de iglecrecimiento, el Ejército de Salvación es una sodalidad (o fraternidad) antes que una modalidad; lo que nos impulsa es una misión específica más que una presencia general. Esa misión no es otra que la salvación del mundo, una misión permanente con los no convertidos.

Las comisiones tanto de los oficiales como de los oficiales locales emplean la misma frase: “El avance del Reino de Cristo”.

Quizás en paralelo con la necesidad de ganarse la vida día a día, ¿será que Dios tiene además una audaz comisión para usted?

Esta es su misión, si decide aceptarla.

por Coronel Richard Munn

Previous post

Gardens

Next post

Libertad para los cautivos