¡Buenas Noticias!

Brilla por donde vayas

RobySin lugar a dudas, todos hemos conocido al menos a una persona con una personalidad “burbujeante”, capaz de iluminar un ambiente al entrar en él, quien siempre logra mejorar el día de sus amigos o simplemente te hace sentir especial. Cuando canto esta canción, pienso en una persona en particular que tuvo este efecto en mi vida, cuya personalidad natural era tal cual el coro de esta canción de nuestro cancionero. Pero, como cristianos, todos somos llamados a ser luz en nuestro mundo. Jesús dijo: “Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo” (Mateo 5:14–16). ¿Eres tú una luz en el lugar donde Él te ha llamado a brillar?

El coro de esta canción es muy conocido en inglés, aunque las estrofas no se utilizan con frecuencia, y así sólo el coro figura en el actual cancionero en inglés [“Scatter a Little Sunshine”]. Yo tengo las palabras en inglés para el que las necesite, aunque también figuran en el Young People’s Songs, publicado originalmente en 1951. La música aparece en el Suplemento Territorial que se utiliza en los territorios de habla hispana y también se consigue en los Departamentos de Música de Estados Unidos.

En nuestro cancionero en español, es la única canción que aparece en la sección de la Liga de Misericordia, pero ciertamente es apropiada para otras ocasiones. Las palabras y la música fueron escritas por el entonces Capitán de Estado Mayor Robert H. Keeler. “Capitán de Estado Mayor” era un rango designado para los Oficiales del Cuartel Territorial. Hace muchos años que ese rango ya no se usa. El Mayor Edward Ringle, en su libro Historias de Canciones en los Cancioneros del Ejército de Salvación, escribió: “es una traducción libre (a veces bastante libre) de la canción”. En la época en la que Ringle escribió, sólo aparecía en los cancioneros del Territorio Oeste de Sudamérica y del Territorio de México y Centroamérica. El cancionero publicado en México incluía el texto completo de la edición 1981 del cancionero del Territorio Oeste de Sudamérica,  usada con permiso, por lo tanto, podemos inferir que la canción fue efectivamente traducida en este Territorio.

La primera estrofa habla de las personas desesperadas, con vidas tristes y cansadas, personas que no reciben ningún tipo de ayuda. Habla de la amargura, el llanto y el sufrimiento. Sólo tenemos que mirar alrededor nuestro y ver las personas con las que nos cruzamos todos los días: mujeres golpeadas, gente desilusionada que ha sido traicionada por aquellos que deberían haberles mostrado amor, cuidado y comprensión. Personas que han perdido sus empleos, cuyos hijos han muerto de cáncer. Pienso en las noticias que escucho en el área donde vivo: dos jóvenes que se encontraban desaparecidas, se las encontró asesinadas y sus familias angustiadas que estuvieron tratando de encontrarlas para llevarlas de regreso a casa. Pienso en el tráfico humano, niños y mujeres siendo obligados a entrar en el negocio de la prostitución y el trabajo forzado.  Pienso en la gente que muere de hambre, niños que mueren o quedan ciegos por causa de enfermedades fácilmente prevenibles. Pienso en las inundaciones, aludes e incendios que destruyen los hogares. ¿Cuántos de ellos necesitan no mucho más que un poco de luz o una palabra de aliento de parte nuestra, una sonrisa o una tarde de respiro? La amiga cuyo esposo tiene Alzheimer, la vecina que acaba de enviudar, el amigo cuya esposa acaba de fallecer, personas que viven en un hogar de ancianos cercano, un amigo que podría hacer uso de una tarjeta de saludo y ánimo…

Lleno se encuentra el mundo
De tal desesperación;
Vidas cansadas y tristes,
Vidas sin consolación.
Cuanto pesar y amargura
Y cuanto llanto y dolor,
Cuantos esperan que brille
La luz de amor.

A veces es difícil encender nuestras luces, pero eso puede hacer toda la diferencia para alguien que necesita sentir el toque del Señor, expresado de una manera humana. ¡Cuánto puede significar una tarjeta o una nota, una oración, un correo electrónico expresando nuestra preocupación e interés, o tal vez un ramo de flores!

Brilla por donde vayas, brilla hoy por doquier,
Hay tantas almas tristes
A punto de perecer.
Brilla con refulgencia,
Jesús te dará el poder;
Brilla con luz divina,
¡no hay tiempo que perder!

A todos los angustiados

Muéstrales consolación,
Cuenta de Cristo y su gloria,
De Cristo y su compasión.
Diles que él todo  lo sabe,
Que él tiene tal comprensión
De su amor habla y brille
Luz de salvación.

Más que cualquier cosa que podamos hacer por las personas, podemos contarles de Jesús y Su amor para sus vidas. Hagan saber a la gente que Él verdaderamente se preocupa por ellos y quiere ser Su amigo y Salvador. ¡Qué tu luz brille por Él!

por Mayora Elizabeth Roby

 

La Mayora Elizabeth Roby está pidiendo sugerencias para su serie “Tesoros olvidados”. Si tiene una canción del Cancionero del Ejército de Salvación que quisiera ver publicada en ¡Buenas Noticias!, favor de mandar un email a la Mayora:

ejroby@yahoo.com

En la línea del “subject” [o tema] escribir “Tesoros”, para que el mensaje no sea borrado.

The Salvation Army USA East
Previous post

Grupos pequeños con sueños grandes

Next post

Dios siempre llega a tiempo