¡Buenas Noticias!

Al Cristo vivo sirvo

RobyEl grato mensaje de Pascua es que ¡Jesús vive! ¡Servimos a un Salvador resucitado! Aunque en muchos países esta canción se utiliza a lo largo de todo el año, usualmente, en los de habla hispana, se la canta sólo en el domingo de la Resurrección. Desafortunadamente, las palabras no pudieron ser impresas en este artículo porque todavía están protegidas por la ley de copyright, pero seguramente los lectores estarán familiarizados con la canción y su mensaje.

El autor y compositor fue Alfred Henry Ackley, que vivió entre 1887 y 1960. Él recibió la mayoría de su educación musical inicial de parte de su padre, en Nueva York, y luego asistió a la Real Academia de Música en Londres. Se convirtió en un gran chelista. En 1914 se graduó en el Seminario Teológico de Westminster en Maryland, USA, y fue ordenado como ministro presbiteriano. Él pastoreó muchas iglesias y por algún tiempo trabajó junto al evangelista Billy Sunday, el que en un tiempo había sido Oficial del Ejército de Salvación. Ackley escribió más de 1.500 canciones religiosas y seculares. Estaba asociado a la Compañía de Música Rodheaver, una compañía de música cristiana. La traducción al español es obra de George P. Simmonds, el que hábilmente tradujo muchos himnos evangélicos.

La inspiración para esta canción en particular vino en 1933 cuando un joven hombre judío le preguntó a Ackley: “¿Por qué debería adorar a un judío muerto?” Su respuesta fue: “¡Él vive! ¡Te digo que no está muerto, sino que vive aquí y ahora! Jesucristo está más vivo ahora que nunca. Puedo probarlo con mi propia experiencia, y también por el testimonio de miles de miles”.

Él continuó compartiendo su testimonio con este joven, y cuando regresó a su casa, volvió a leer todas las historias de la resurrección que figuran en los Evangelios. Las palabras “Él ha resucitado” parecían tener un nuevo significado para él, y las palabras de la canción y la música fueron escritas al sentarse él al piano. Luego dijo: “El pensamiento de Su presencia siempre viva trajo rápida y fácilmente  la música”.

Al leer la historia de la resurrección en la Biblia, sólo podemos imaginar cómo se sintieron las mujeres cuando fueron a ungir el cuerpo de Jesús y se encontraron con la piedra removida de la tumba. Y luego, a la entrada de la tumba, vieron a los ángeles. Las mujeres estaban tan sorprendidas que el Evangelio de Lucas nos dice que: “se postraron sobre su rostro, pero ellos les dijeron: -¿por qué buscan entre los muertos al que vive? No está aquí; ¡ha resucitado!” ¡Él vive! Más tarde, cuando ellas mismas vieron al Señor resucitado, ¡qué gozo deben haber sentido! ¡De haber experimentado el más profundo dolor que se pueda imaginar, a sentir un gozo completo!

Pero el hecho no radica sólo en que Cristo resucitó de la muerte hace dos mil años, sino que nunca más volvió a morir, como sí lo hizo Lázaro. ¡Él es Rey de Reyes y Señor de Señores! Él es Dios; Él es omnipresente —incluyendo nuestros corazones. Como dice Gálatas 2:20: “He sido crucificado con Cristo y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí”. ¡Qué hermoso es saber y experimentar que Él está vivo en mí! ¡Nosotros también podemos experimentar una vida de resurrección, una vida completamente transformada porque Él vive en nosotros! Esto no está reservado sólo para el domingo de Resurrección, sino puede ser una realidad diaria en nuestras vidas.  “Sé que Él viviendo está, porque vive en mi corazón”.

 por Mayora Elizabeth Roby

La Mayora Elizabeth Roby está pidiendo sugerencias para su serie “Tesoros olvidados”. Si tiene una canción del Cancionero del Ejército de Salvación que quisiera ver publicada en ¡Buenas Noticias!, favor de mandar un email a la Mayora: eroby@yahoo.com. 

En la línea del “subject” [o tema] escribir “Tesoros”, para que el mensaje no sea borrado.

 

Previous post

La crucifixión

Next post

No quiero ser Oficial