¡Buenas Noticias!

Actos de extraordinario valor Actos de radical gentileza

Seminario de Candidatos

La mañana del domingo del Seminario de Candidatos, el Comisionado Barry C. Swanson (Comandante Territorial), desafió a la congregación a ser como los discípulos de Jesús, que mostraron “extraordinarios actos de valor” y “actos de radical gentileza”.

Desde el inicio, los delegados del seminario habían sido sumergidos en la adoración. La música de la Banda del Colegio para Entrenamiento de Oficiales (CFOT), una representación del Salmo 8:1–9 a cargo del Equipo Territorial de Ministerios Artísticos (TAM), un monólogo por Jonathan Schaffstall titulado: “Mendigo”, el Coro Gospel del CFOT y un emotivo canto congregacional, todo ello contribuyó para crear  un ambiente para  honrar a Dios.

 Doblemente llamado

Nate Hinzman, Candidato aceptado y Soldado de 25 años del Cuerpo de Spring Valley, Nueva York, compartió cómo Dios lo había llamado dos veces hasta que finalmente dijo “sí”. Como hijo de Oficial, Nate afirmó: “Toda mi vida transcurrió entre la Escuela Dominical, el estudio bíblico, los instrumentos musicales y el trabajo en los campamentos”. Pero Hinzman dijo que nada de eso tenía sentido.

Luego, durante el verano de 2010, Nate se unió al Equipo “Manos a la obra” en un viaje a Kenya. “Y esa fue una de las experiencias más fantásticas de mi vida”, confesó. Ver el mundo más allá de las fronteras de los Estados Unidos desafió, recompensó y llenó por completo su vida de formas que él nunca hubiese imaginado.

“Como miembro del equipo, me di cuenta que no estaba haciendo todo lo que podía por Dios”. Dijo que en Kenya conoció jóvenes que estaban realmente ardiendo por Dios y no tenían miedo de predicar el Evangelio.

Sin embargo, cuando Nate regresó, continuó con lo que le esperaba,  una carrera en el mundo secular. Pero cuando vio cómo la última puerta a ese mundo se cerraba frente a él, recibió un llamado de su Oficial Directivo que le ofreció un trabajo de tiempo parcial dentro del ministerio juvenil en Ohio. Tragándose su orgullo, Nate finalmente aceptó el trabajo. Para su sorpresa, las cosas funcionaron mucho mejor de lo que esperaba. “Dios me reveló que es aquí donde Él quiere que esté. Fui desafiado, formado y moldeado para compartir mi fe. Fui fortalecido en formas en que no pensaba que pudiera serlo. Hoy soy un Candidato aceptado para la sesión Mensajeros de Vida”.

 Ser relevante

“No hay forma en que los primeros seguidores de Jesús pudieron haber sido considerados irrelevantes para la sociedad de aquel entonces”, dijo el Comisionado Barry C. Swanson, Comandante Territorial, “Y eso es lo que más me gusta del libro de Hechos”.

Durante su mensaje, Swanson dijo que espera que el Ejército de Salvación encuentre críticas por su posición a favor de Cristo. Pero agregó que lo que más le preocupa es que la gente no sabe quiénes somos ni qué hacemos. “Mi preocupación es, también como pasa con la iglesia cristiana de hoy en día, que el mundo nos vea como irrelevantes”.

Swanson desafió a su audiencia con la pregunta: “Cuando la gente los ve, ¿se da cuenta que han estado con Jesús?” Concluyó su mensaje con una reflexión sobre una visita a un pequeño Cuerpo del Ejército de Salvación en el sur de Londres. Aunque parecía poco significativo, rápidamente descubrió que debido a su ministerio “Banco de Misericordia Callejero” (por el cual las personas tienen la posibilidad de orar en el Banco de Misericordia al aire libre) una comunidad entera había sido transformada y eso se evidenciaba en un índice menor de criminalidad y menos casos de violencia familiar.

“Había tanta gente con deseos de orar, que formaban fila”, dijo Swanson. “La policía preguntó: Sea lo que sea que estén haciendo, ¿pueden continuar haciéndolo?”

Swanson dijo que tal influencia espiritual sólo viene por medio del Espíritu Santo. “No es nuestra organización ni nuestros recursos ni nuestra habilidad, ¡es el Santo Espíritu de Dios el que hace la diferencia!”

por Warren L. Maye

 

 

Previous post

Dios interviene en la vida de su pueblo

Next post

Gimnasio abierto